Fiesta de la Pachamama

Ritual Pachamama

Ritual Pachamama

De viaje por el Noroeste Argentino, aprendimos que los norteños tienen muchas fiestas religiosas. No importa en que semana o en que mes del año viajes, siempre vas a toparte con una Peregrinación, un Ritual, un homenaje o una celebración.
Tolar Grande, es un pueblo de Los Andes que se ubica a 357 kilómetros de Salta, a 3.550 metros de altura y es el último poblado salteño antes de llegar al Volcán Socompa, donde empieza la frontera con Chile. Sus pobladores son descendientes de los incas.
El poblado de Tolar Grande tiene una capilla. Para la fiesta de la Virgen del Valle, cada 8 de diciembre, llega un cura a dar misa. De paso, hay bautismos, casamientos y misa para los difuntos. Pero espiritualmente, todos viven aferrados a la Pachamama (Madre Tierra).

La Ceremonia
Ha llegado la hora, es el momento de peregrinar a paso lento hacia la cima del Cerro Sagrado donde se realiza la ceremonia final a la Pachamama, que se realiza al llegar el último día de agosto.
Llegamos. El joven cacique de la Comunidad colla de Tolar Grande, con su acullico de hojas de coca se arrodilló frente a una laja que tapaba el agujero de la Pachamama. El viento se llevaba el humo del sahumerio de la “chacha” (arbusto aromático de la Puna), que se consumía en unas brasas sobre una piedra cuadrada que hacía las veces de fuente.
A las espaldas del cacique, el sol comenzaba a esconderse detrás de la cadena montañosa nevada, donde los volcanes Llullaillaco, Socompa, Arácar y Guanaquero parecían compartir el rito a la Pachamama.
Este ritual hacia la Madre Tierra se realiza en todo el norte argentino. Se trata de una costumbre ancestral que no distingue clases sociales.

Todo está listo. Los collas con su tonadita particular, le piden permiso a la Pachamama para el convido que dará el inicio a un nuevo año colla: “Gracias Pachamama, por darnos tus frutos; gracias Inti (sol) por estar aquí con nosotros” recitan y agradecen a viva voz. “Con sus propias manos, el cacique escarba la tierra y aparecen hojas de coca, huesos, y envases de vidrios sin abrir que fueron enterrados el año pasado. Las mujeres, entreveran las bebidas blancas en vasijas, y le agregan alcohol puro y gaseosas”.
Unos pasos al costado, están las ollas con “titincha” se trata de la comida hecha con mazorcas de maíz, papas y carne de cordero, todo hervido.
La Titincha está lista junto a unos platos rebálsantes de cigarrillos que ha armado la gente. Todos esperan que el cacique le de comer, beber, coquear y fumar a la Pachamama, y luego nadie escapa al rito.
El sol se esconde rápido. La noche llega pronto, las estrellas parecen faroles y la luna llena como un enorme reflector ilumina las cumbres nevadas de los incas.

La fiesta en el Pueblo.
Después del rito, todos bajan al salón municipal, allí la fiesta sigue con empanadas, vino y gaseosas para los chicos. Más avanzada la noche se corren los tablones y el salón se convierte en una sala de espectáculos, donde se bailan y cantan vidalas y la guitarreada recibe al nuevo día, con un sol que asoma en el Cerro Macón mientras el pueblo sigue festejando y agradeciendo a la Pachamama.

Articulos Relacionados:

Patrocinadores

Mapa en Google Maps

You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response to “Fiesta de la Pachamama”

  1. macarena dice:

    los collas argentino actualmente utilizan en general,como primera lengua al castellano,siendo menor numero de los ablantes quechua aimara,hablando prinsipalmente entre los emigrantes bolibianos

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Powered by WordPress | Designed by me