La casita de Tucumán

La casita de Tucumán

La casita de Tucumán

Seguramente cuando eras un alumno/a de la escuela primaria, en algún acto patrio te tocó representar a algún integrante del Congreso de Tucumán o gritar Viva la Patria!! y hacer aparecer la lámina de la histórica Casita de Tucumán.
Para cualquier argentino, decir Tucumán es sinónimo de Independencia, de actos escolares, de procesos históricos lejanos y recientes, y de Turismo obviamente.

Tucumán es eso y mucho más. Cuando decidimos emprender el viaje al noroeste, específicamente a Tucumán, todos coincidimos en que teníamos que conocer la Casita de Tucumán, su historia, nuestra historia. Así que hacia ya fuimos.
 
Un paseo por la historia
Por empezar no es una casita, es un caserón. Está ubicada en calle Congreso 141 en pleno San Miguel de Tucumán. Para quienes no lo recuerden allí se declaró la Independencia Nacional el 9 de julio de 1816. Por aquel entonces, la casa era propiedad de Francisca Bazan de Laguna. Una señora de la época comprometida políticamente con el gobierno de la provincia en aquellos años.

Actualmente en este lugar funciona un Museo Histórico. Las guías del lugar nos explicaron que en 1816, el gobierno dispuso que en la casa se celebren las sesiones del  congreso. Pero, después y por muchos años la casa continuo en poder de los herederos de Francisca, hasta que en 1874 fue adquirida por el gobierno nacional.

A medida que la íbamos recorriendo, aprendíamos un dato nuevo. Cosas que nos enseñaron en la escuela y que realmente nos impactaron mucho. En cada habitación hay rastros de la historia Argentina y de la casa.

Resulta ser que en 1874 le demolieron el frente original y lo reemplazaron por otro de estilo neoclásico, que era lo que imperaba en la época. Ese mismo año la casa se convirtió en una oficina de correos y telégrafos. Recién en 1902 el presidente Julio A Roca hizo construir un templete para proteger el Salón donde se realizo la histórica Jura de la independencia de 1816.

Pero pasaron más de cuatro décadas para que la declararan monumento histórico nacional. Eso fue en 1941 cuando el Arquitecto Mario Buschiazzo se encargo de reconstruir el edificio. Este famoso arquitecto, como carecía de documentación grafica de la época utilizó los planos de 1874 y las fotos tomadas por un tal Ángel Paganelli en 1869. Para la reconstrucción Buschiazzo consiguió elementos originales del siglo XVIII de una casa colonial que estaba en demolición y busco otros en corralones.

Cuando vayas a visitarla, vas a ver que en el Salón de la Jura de la Independencia se repuso el sostén de yeso en los cielos rasos el resto del  ambiente es original de los siglos XVII y XVIII. El Salón de la Jura es la única parte de la casa actual que se ha conservado desde el momento de las sesiones del congreso.
 
Te aseguro que visitar la Casita de Tucumán es algo que te llena de emoción. Tantos años. Tanta historia. Vale la pena. Cuando viajes contame como lo viviste.

Articulos Relacionados:

Patrocinadores

Mapa en Google Maps

You can leave a response, or trackback from your own site.

4 Responses to “La casita de Tucumán”

  1. Jorge dice:

    Les recuerdo que la “CASITA DE TUCUMÁN” se llama, en realidad, LA CASA HISTÓRICA DE LA INDEPENDENCIA ARGENTINA.
    Verdaderamente lamentable, escribir un blog supuestamente desde el Norte, y no llamar correctamente al Museo más importante del Norte del País.

  2. sebastian dice:

    muy lindo , saludos

  3. zaira sadaca dice:

    soy maestra de musica en la localidad de union prov. San luis, deseo contactarme con alguien delmuseo de casa de tucuman, estoy interesada en conseguir o que me explique como se hizo el sonido de carruje y voces de congresales que nos gusto muy mucho a los niños y quiero mostrarles y hacerles escuchar al resto de los niños que no pudieron ir.
    muchas gracias por su atención.

  4. marcela dice:

    necesito saber exactamente cuantos ambintes tiene la casa de tucuman muchas gracias

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by me